The spirit of the plants

Por la mañana ella me pidio ver nuevamente al Shaman. Caminamos juntos hacia el pueblo, en medio del bosque. Al verlo ella le preguntó: „Maestro: ¿Porque ayer durante la ceremonia de ayahuasca, en medio de las visiones, vi rostros de muchos niños que me miraban en la oscuridad?“ El shaman la miro atentamente y respondió: „mmm sabes, no todos pueden verlos. Tu debes tener una habilidad especial para conectar con el mundo escondido del bosque. Tienes que saber, hija mia, que todos los seres vivos tienen un espiritu. Las plantas tambien. Y el espiritu de una planta es tierno como un niño. Ayer durante la ceremonia de ayahuasca los espiritus de las plantas que viven en el bosque decidieron venir a visitarte…“